TANQUES DE ACERO INOXIDABLE 

 

EL ACERO INOXIDABLE

Acero inoxidable es el nombre común para todos los grados de acero que contengan por lo menos 10.5% de cromo.

Su propiedad más importante es la resistencia a la corrosión  proporcionada por la capa de óxido de cromo que se forma en su superficie.

ACERO INOXIDABLE EN LA INDUSTRIA DEL AGUA

La elección del acero inoxidable para estas aplicaciones se fundamenta en las ventajas que, en conjunto, generan beneficios económicos y ambientales.

RESISTENCIA A LA CORROSIÓN

La excelente resistencia a la corrosión es la característica básica; a partir de esta ventaja, adquiere las demás.

El poco mantenimiento que requieren las aplicaciones de la industria del agua potable en acero inoxidable es otra ventaja; esto, aunado a la larga durabilidad, reduce los costos de operación.

Por otra parte, la ausencia de corrosión en las paredes internas de la tubería permite que las características iniciales del flujo del sistema no sean afectadas, por lo que no se requiere un flujo mayor o bombas de mayor potencia, a menos que exista otro tipo de depósitos. Cabe destacar que la ausencia de corrosión también favorece la pureza del agua.

 

BENEFICIOS AMBIENTALES

  • Los materiales utilizados para el tratamiento, almacenamiento y distribución de agua potable no deben ser portadores de contaminantes más allá de los niveles permitidos por la legislación pertinente.
  • Los grados de acero inoxidable que pueden ser utilizados en estas aplicaciones  han sido probados en diferentes países. Las pruebas han demostrado que la lixiviación de elementos metálicos es inferior a los niveles permitidos por la normativa Finalmente, en la industria del agua, la selección del acero inoxidable como material de uso no es sólo una opción viable, sino una decisión conveniente, toda vez que ofrece soluciones duraderas.
  • Los beneficios económicos que resultan se han evidenciado en casos de tratamiento, distribución y almacenamiento tanto de agua potable como de aguas residuales. Este beneficio se extiende a la preservación del medio ambiente, por la reducción de contaminantes del agua potable.

 

APLICACIONES

El acero inoxidable se ha utilizado ampliamente por más de 30 años en el tratamiento, almacenaje y distribución de agua potable y de aguas residuales. De la misma forma, el uso se extiende a los sistemas de alcantarillado. Las aplicaciones para la industria del agua incluyen tanques de almacenamiento y proceso, forros para tanques de concreto, bombas, líneas de tubería, válvulas, grifos, filtros prensa, agitadores, elementos estructurales, como plataformas anti derrapantes, elementos de fijación, pasamanos, escaleras, columnas y puertas de presión, entre otras.